Es muy triste escuchar y ver lo que paso en Rio de Janeiro Brasil. Un incendio que destroza 200 años de estudios, historia, ciencia, arqueología, y mucho más. Grandes colecciones que no se recuperan jamás.

El lugar era un palacio real, pero hace 200 años se convirtió en un museo, el cual contaba con por lo menos 20 millones de artefactos, incluyendo artefactos antiguos de Egipto como momias, estatuas y más.

El presidente de Brasil, Michel Temer comentó en Twitter: “la pérdida del Museo Nacional es inconmensurable para Brasil. 200 años de trabajo, investigación y conocimiento se han perdido. El valor par nuestra historia no puede medirle con los daños al edificio que fue hogar de la familia real durante la era imperial. Es un día triste para los brasileños”.

 

Please follow and like us: